¿Como mantener y fortalecer tu sistema inmunológico?

A raíz de la pandemia por COVID-19, la gran mayoría nos vemos confinados en nuestras casas, hemos perdido nuestro ritmo diario, estamos acostumbrados a un ritmo frenético, mayormente marcado por el horario laboral y escolar, y ahora eso no está. Pasamos muchas horas sin salir, y el aburrimiento, nos lleva a comer más y peor, porque además encontrar en el super lo que estamos acostumbrados a comprar, se ha vuelto tarea complicada. A esto le podemos añadir que como al día siguiente no tenemos que ir a trabajar, seguramente nos acostamos más tarde, y así perdemos todas nuestras rutinas y nuestro organismo sufre las consecuencias, no solo por que podamos coger unos kilos de más y nuestra musculatura se revele con alguna contractura que otra, si no por algo que no podemos ver, pero que acabaremos por sentir, y es que el funcionamiento de nuestros órganos también se ve comprometido, y los primeros en sufrir las consecuencias son el sistema digestivo y el inmonológico.

A continuación te doy unos cuantos consejitos, para que tu organismo se mantenga en las mejores condiciones posibles, mejorando tu sistema inmunológico y por supuesto también tu estado de ánimo.

Primero de todo, te hablaré del descanso, no por dormir muchas horas, lo estamos haciendo bien. Necesitamos unas 8 horas de sueño diarias (dependiendo de la edad y del sexo puede variar), pero el momento en que las dormimos también es importante, nuestro organismo funciona a través de ritmos circadianos, es decir, a los ritmos de la luz solar, si nos vamos a dormir muy tarde estaremos rompiendo este ritmo, es mejor ir a dormir entre las 22 y las 23 h, y dormir 7 horas, que irnos a dormir a las 2 de la madrugada y dormir 10, para que me entiendas. No podemos eludir que formamos parte de la naturaleza al igual que las plantas, las mareas, los animales… y por tanto cuanto más nos ajustemos a su funcionamiento mejor nos sentiremos.

En cuanto a la hidratación, podemos pecar de beber menos o de que lo bebemos no sea todo lo sano que debería, evidentemente la mejor fuente de hidratación, es el agua, pero puedes saborizarla con limón o alguna fruta rica en vitamina C y antioxidantes, como el kiwi, las fresas o las frambuesas, así evitarás aburrirte y le añadirás un plus nutritivo. Las infusiones de Té verde, tomillo, romero, jengibre o cúrcuma, también te ayudarán a conseguir que tu sistema inmunológico se encuentre en las mejores condiciones posibles. Solo por citar algunas de sus propiedades, el té verde es diurético y tiene una gran cantidad de antioxidantes, sobre todo el té matcha. El tomillo y el romero son muy buenos antibióticos, y el jengibre y la cúrcuma tienen propiedades antiinflamatorias.

En el terreno de la alimentación, podría extenderme mucho, mucho… pero básicamente tienes que tener en cuenta unas cuantas cosas, que te detallo a continuación:

• Alimentos lo menos procesados posibles y a ser posible en versión integral: Es como se conservan mejor los nutrientes, como nuestro organismo los va a asimilar mejor y además va a ser la mejor manera de no intoxicar tu organismo más de la cuenta, cuanto más procesado está un alimento, menos cantidad de nutrientes tiene, y más cantidad de conservantes, colorantes, y aditivos en general. Aditivos que nuestro cuerpo no es capaz de asimilar y de los que les es bastante difícil deshacerse. Para ponerte un ejemplo, el arroz blanco redondo de toda la vida, para ser blanco, primero se tiene que descascarillar, gran parte de los nutrientes y la fibra, se van en esta cáscara, además para ser realmente blanco y redondo debe pasar un proceso químico que aún elimina más nutrientes, por tanto ¿que nos puede quedar de bueno en este tipo de arroz? más bien poco… lo mismo con el resto de alimentos blancos de tipo farinaceo, como la pasta o el pan. Así es mejor que elijas alimentos de tipo integral, pan, cereales, arroz, pasta.

• 5 raciones de fruta y verdura: Ahora más que nunca deberías comer cinco raciones de fruta y verdura al día, las frutas se deben consumir preferente con el estómago vacío, para absorver mejor todos sus nutrientes, y evitar que sus azúcares se fermenten en el estómago en lugar de en el intestino grueso, que es donde debe producirse. Una buena manera es comer la fruta por la mañana en ayunas como parte del desayuno, y a media mañana y media tarde. Lo puedes completar con dos raciones de verdura, una a mediodía y otra para cenar, preferentemente los vegetales crudos para la comida, por que tardan más en digerirse, recuerda que por la noche es importante hacer una cena ligera y temprana. La razón por la que debes cenar pronto es por que el hígado empieza sus labores de limpieza a las 22 h, si has consumido grandes cantidades de alimento y además son de difícil digestión, tu hígado tendrá que dejar sus funciones de limpieza en segundo plano, para dedicarse al soporte del proceso de la digestión.

• Carne, pescado, huevos y legumbres: al igual que el resto de alimentos es mejor consumirlos lo menos procesado posible, aunque eso no quite que de vez en cuanto te puedas dar el gusto de preparar alguna receta un poco más elaborada y condimentada, ahora que tenemos tiempo.
Las semillas de cáñamo, girasol, calabaza, los guisantes y los frutos secos en general son una buena fuente de proteina vegetal, que te van a ayudar a mantener la musculatura en buen estado.

• Dulces y picoteo: En exceso, ni el dulce ni el salado son buenos, la sal como bien sabemos provoca hipertensión. El dulce sobretodo cuando es industrial contiene grandes cantidades de azúcar blanco, el azúcar blanco es una droga literalmente, en un primer momento te provocará euforia y sensación de felicidad y satisfacción, pero una vez se procesa y desaparece de la sangre, proceso que ocurre relativamente rápido, lo que sentirás es cansancio y depresión. Además hemos de tener en cuenta que el azúcar es un hidrato de carbono puro, si no lo gastamos practicando un actividad física, este se convertirá en grasa. Si estos días quieres consumir dulces, mejor con moderación y mejor si son caseros, el chocolate negro sin azúcar es una muy buena opción, y si quieres salado puedes optar por unas deliciosas palomitas.

Finalmente te hablaré de la actividad física, no hace falta pasarte gran parte del día haciendo deporte, pero si es muy importante que hagas algo de ejercicio cada día, internet está lleno de ejercicios que puedes hacer en casa, sin mucho esfuerzo, lo importante es que la musculatura y articulaciones no se queden entumecidas y que la circulación de la sangre fluya con la mayor normalidad posible, recuerda que el ejercicio físico no sólo te ayudará a mantener el peso y la agilidad, si no que también contribuye de forma positiva en tu estado de ánimo y en tu descanso. No hace falta mucha equipación para hacer ejercicio, lo que más falta hace, son ganas ;)

Recordarte, que a nadie le amarga un dulce y que la vida esta para disfrutarla, pero estamos en casa, nuestra actividad es poca y nuestro estado de ánimo se ve afectado, el llevar unas buenas pautas, e intentar mantener una rutina para no perder el sentido del tiempo, te va a ayudar más que nunca a mantenerte san@ física, mental y emocionalmente, y a que tu organismo pueda responder mejor frente a una enfermedad.

Espero que este artículo te sirva de ayuda, si tienes dudas o quieres más información, no dudes en contactar conmigo, estaré encatada de atenderte.

Un abrazo de luz.

Judith Morales